Sobre

Nunca se IRÁ
Realmente

Bienvenido a la escapada en la sierra, aquella que despierta nuevas actividades y apetitos.

Cada Octant es un homenaje a su emplazamiento. Son lugares para encontrar cuidado, paz y libertad de formatos, sin horarios. Así como, emoción poco habitual, conocimiento profundo, encuentros y experiencias únicas que nunca olvidará.

Aquí, en el corazón del centro histórico de la villa, se encuentra el Palacio de Lousã, que representa la evolución estilística y arquitectónica entre los siglos XVIII y XIX. Un edificio con blasón del siglo XVIII, antaño Palacio de la Vizcondesa de Espinhal, y que está clasificado como Patrimonio Histórico de Interés Público –habiendo marcado a varias generaciones de habitantes por el impacto de la Vizcondesa mecenas.

Pero de esa conservación histórica se crean nuevos recuerdos y confluencias contemporáneas, alrededor de una frondosa sierra. Quien llega aquí animado por el deporte, la fotografía, la observación de la naturaleza, lee bien los contornos de esta sierra en la que se observan el castillo y las Aldeias de Xisto (Pueblos de pizarra), ríos y cascadas, jabalíes y venados. Con su silueta, la sierra se convierte en el lugar ideal para la práctica de deportes de aventura, donde la naturaleza siempre nos desafía a superarnos. No será raro, entonces, que estos paisajes nos abran el apetito. Hay reconfortantes elaboraciones tradicionales de caza, castañas y calabaza para descubrir en À TERRA. Pero si aún no está saciado del todo, Lousã es generosa y le ofrecerá algo delicioso, sin prisas.

Ser libre es esto. Es tener tiempo para lo realmente importante, hacer de él materia para buenos recuerdos y revisitarlos una y otra vez.

[DESCUBRA el Espíritu OCTANT]


Naturalmente,

Descubra también el Restaurante À TERRA, los paseos por los Pueblos de Pizarra, las playas fluviales, los talleres de artesanía que seleccionamos para usted.